La creación de más facultades inquieta a decanos, médicos y estudiantes

Ricardo Rigual: "Esas facultades no son ni necesarias ni tampoco convenientes"

Diario Médico. 21 de septiembre de 2015

Ricardo Rigual afirma que su organización se volverá a movilizar junto al resto de miembros del Foro de la Profesión Médica.

El presidente de la Conferencia de Decanos de Medicina, Ricardo Rigual, lo tiene claro: “La situación nos produce una gran preocupación”. Afirma que su organización se volverá a movilizar junto al resto de miembros del Foro de la Profesión Médica: “Trataremos, con todos nuestros medios, de explicar a los nuevos responsables políticos, especialmente a los de Baleares y Navarra, que no son necesarias y que en ningún caso su apertura es conveniente”.

  • El presidente de la Conferencia de los decanos rechaza que se baje el número de plazas del grado de Medicina en las facultades existentes para que se abran más

Rigual defiende que su postura no es corporativista: “Estamos convencidos de que el efecto que genera la apertura de  nuevas facultades y por tanto de aumentar el número de médicos en formación, en ningún caso es una medida que mejora la asistencia en nuestro Sistema Nacional de Salud”. Hay que recordar que se prevé que en un futuro haya unos 7.000 egresados del grado de Medicina, mientras que las plazas MIR tienden a las 6.000.

El presidente de los decanos explica que ni siquiera sería asumible aumentar el número de facultades de Medicina recortando las plazas totales que pueden ofertar cada una: “No son operativas ni competitivas facultades que no alcancen un número mínimo de estudiantes”. No precisa una cifra concreta (“depende de muchos factores demográficos y del sistema sanitario de la comunidad”), pero dice que “50 alumnos no sería asumible” y que reorganizar el numerus clausus de las facultades en busca de un equilibrio  global significaría además “volver a dimensionar las plantillas de las facultades”.

En Baleares, por ejemplo, CESM se ha manifestado anteriormente a favor de la existencia de una facultad para facilitar el acceso a la carrera profesional con actividades de docencia e investigación. Para compensarlo, Rigual propone que “se podrían establecer colaboraciones con las facultades ya existentes. Sabemos de la calidad de muchos profesionales y se trata de recursos que podrían ser muy aprovechables. Pero insisto en que no es necesario ni está justificada la apertura de una nueva facultad”.

Categrías
Nuevas facultades
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR