Los decanos de Medicina del país respaldan a la UMU frente a Sanidad

Exigen que cada hospital quede vinculado a una única universidad para las prácticas clínicas, y denuncian el exceso de nuevas facultades

La Verdad. 6 de noviembre de 2015 — Los decanos de Medicina de toda España han cerrado filas con la Universidad de Murcia en su pugna con la UCAM y en sus reivindicaciones frente a la Consejería de Sanidad, que se resiste a aceptar la vinculación exclusiva de los cuatro principales hospitales de la Región con la facultad pública, tal y como exige la UMU. La Conferencia Nacional de Decanos de Medicina, que celebra desde ayer una asamblea en Murcia, considera además que «no es necesario ni conveniente aumentar el número de facultades y alumnos», y alerta sobre la necesidad de garantizar la calidad de los futuros médicos del Sistema Nacional de Salud.

Ricardo Rigual, presidente de la Conferencia y decano de la Facultad de Valladolid, subrayó, en declaraciones a ‘La Verdad’, que «un hospital no puede ser compartido» por los estudiantes en prácticas de dos facultades porque la normativa establece la vinculación exclusiva con una única universidad y porque «es del todo punto inoperativo que alumnos con diferentes planes de estudio coincidan en el mismo servicio del mismo hospital». De esta forma, Rigual respaldó en todos sus términos la principal reivindicación de la Universidad de Murcia, que aspira a quedar vinculada a La Arrixaca, Morales Meseguer, Santa Lucía y Reina Sofía. Sanidad, sin embargo, pretende que esa exclusividad quede reducida a tres de estos hospitales, lo que abriría las puertas del Reina Sofía a la UCAM, como pretende su presidente, José Luis Mendoza.

No hay plazas suficientes

Para Ricardo Rigual, presidente de la Conferencia de Decanos, la polémica deja en evidencia que no hay plazas suficientes en los hospitales para los alumnos en prácticas de ambas universidades, lo que significa que hay un exceso de oferta académica en Murcia. «Yo me pregunto cómo se ha llegado a esta situación. Las autoridades sanitarias no deberían decir que tienen suficientes hospitales si los alumnos no caben. La responsabilidad es de aquellos que ofrecen sus instalaciones a un número a todas luces excesivo de estudiantes», denunció.

El problema del exceso de alumnado preocupa a los decanos, que insisten en que no se puede seguir permitiendo la apertura de más facultades. El número total de plazas en las universidades españolas no debería superar las 6.000 para adecuar el número de médicos que salen de las facultades cada año a la oferta de MIR, «que está a la baja», advirtió Rigual. «¿Qué lógica tiene abrir más facultades si el número de plazas MIR está bajando?», se pregunta el presidente de los decanos. Las universidades no están solas en esta reivindicación. El Foro de la Profesión Médica, del que forman parte el sindicato CESM y la Organización Médica Colegial, se ha expresado en similares términos.

El principal objetivo no debe ser formar más y más médicos, advierte Rigual, sino garantizar la calidad. Sobre éste y otros asuntos seguirán debatiendo hoy los decanos en el campus de Espinardo. La asamblea se celebra en el marco del congreso anual de la Sociedad Española de Educación Médica.

Categrías
Nuevas facultades
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR