España se aleja de la media europea en I+D+i pese a los últimos PGE

Gaceta Médica, 16 de febrero de 2016 Para cambiar el modelo actual los expertos consideran que se necesita al menos una década «La herida en la ciencia española es...

Gaceta Médica, 16 de febrero de 2016

Para cambiar el modelo actual los expertos consideran que se necesita al menos una década

«La herida en la ciencia española es gorda, para curarla no valen gasas y mercromina». Con esta afirmación José Molero, investigador de la Universidad Complutense de Madrid, ponía de manifiesto durante la presentación del Informe anual de la Confederación de Española de Sociedades Científicas (Cosce) la situación de los presupuestos de I+D+i en nuestro país. Y es que aunque en los últimos Presupuestos Generales esta partida ha mejorando levemente —un 0,36 por ciento llegando a los 6.429,6 millones (ver GM nº 570)— la subida es escasa para compensar los descensos sufridos entre los años 2009 y 2013, donde la cantidad destinada cayó un 34 por ciento, situando a España como el país europeo con mayor descenso de la OCDE, 33 puntos por debajo de la media y con una caída que casi duplica la reducción de Irlanda, el país que le sigue.
«Nuestro sistema en I+D+i ha sido uno de los más perjudicados», señaló Nazario Martín, presidente de Cosce, explicando que los datos presupuestados para 2016 representan el 66 por ciento de los recursos dedicados en el año 2009 —el techo histórico— y el 75 por ciento de lo dispuesto para 2011. «Estos datos hacen imposible una convergencia hacia la media europea, de la que nos alejamos progresivamente», apostilló.
De este modo, para Molero el cambio de modelo no se consigue en menos de una o dos décadas, por lo que las promesas que han presentado tanto PP como PSOE de aumentar en cerca de un 1,26 puntos porcentuales de inversión en esta materia en relación al PIB, no serían factibles. «Para conseguir el cambio es necesario involucrar al sector público y privado. La inversión de este último sigue siendo baja —se encuentra en el 51 por ciento y debería llegar al 60—», agregó.
A pesar de estos datos, la visión positiva para los científicos es que hay «una pequeña mejora» con un aumento de un 11,21 por ciento en fondos no financieros (subvenciones) que, sin embargo, no es perceptible en la variación global por la reducción de los fondos financieros (créditos) que bajan un 6,16 por ciento. Así, desde Cosce concluyen que no hay una acción decidida de impulso para que el conocimiento sea el motor del desarrollo económico de España con un plan coherente.
Por conceptos, casi el 60 por ciento del aumento de fondos no financieros va al Fondo Nacional de Investigación, 30 al CDTI, 29 al CSIC, 20 al apoyo al Sistema Ciencia-Tecnología-Empresa, 10 a la aportación al CERN y 8 al ministerio de Hacienda en el programa 467G ‘I+D para la Sociedad de la Información’.
ISCIII
Respecto al Programa 465A, donde se detalla la financiación del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), sus centros, así como las partidas del Fondo de Investigación Sanitaria (FIS) gestionadas por este organismo, el informe recoge que el presupuesto global se ha reducido en 1,69 millones de euros, un 0,62 por ciento,quedándose en algo más de 272 millones de euros. No obstante, el ISCIII aumenta un 18,4 por ciento su financiación en el capítulo de las inversiones reales, la de las fundaciones vinculadas en general se mantiene, pero los que más pierden son los Centros de Investigación Biomédica (Ciber), que ven disminuir su presupuesto en 3,1 millones de euros, que según el documento se ve «curiosamente» compensado por un aumento de 3,7 millones de euros de la investigación en terapia celular y medicina regenerativa. Respecto al FIS, al haber variado la denominación de las partidas que lo componen, se dificulta la posible comparación entre ejercicios.
La formación, lo peor
Una de las partidas que más preocupa a Cosce es la dedicada a la formación. Así, en los PGE ha habido una reducción de 218.000 euros. Observando el efecto acumulado en cifras (dejando de lado el efecto real sobre el empleo, la riqueza y la pérdida de conocimiento y oportunidades) en este año se dispone de 60,64 millones de euros menos que en 2009, un 44,83 por ciento del presupuesto del año, si bien las reducciones acumuladas desde 2010 suman más de 360 millones de euros. «Con estas cifras se está minando la supervivencia a medio y largo plazo de la capacidad científico-tecnológica no sólo de la investigación del país, sino también la de las empresas que no contarán con el personal cualificado que requieren», puntualiza el informe.
Por todo ello desde Cosce vuelven a plantear la necesidad de un Pacto de Estado por la Ciencia con todos los partidos para que se garanticen, al margen de los ciclos electorales, la máxima estabilidad de los recursos en esta materia.
LAS CIFRAS
4, 22 por ciento
Es la tasa de anual acumulativa en valores reales que debería aumentar si se quisiera llegar a 2026 con un presupuesto en I+D+i con los mismos recursos que tuvo en el año 2009, donde alcanzó su mayor dotación. Considerando sólo los recursos no financieros, los más castigados, el ritmo de crecimiento debería ser del 6 por ciento anual acumulativo durante 10 años. Y eso sólo para recuperar el nivel actual de financiación.
34 por ciento
cayó la financiación en el periodo 2009-2013, lo que sitúa a España como el país europeo con mayor descenso de la OCDE, 33 puntos por debajo de la media.
Categrías
Últimas Noticias
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR