Los decanos plantean a Sanidad y Educación una reforma integral del acceso al MIR – La Conferencia lo aprueba por unanimidad

Diario Médico, 9 de abril de 2016 Los decanos de Medicina plantean a los Ministerios de Sanidad y Educación una reforma integral para el acceso al MIR, que incluye...

Diario Médico, 9 de abril de 2016

Los decanos de Medicina plantean a los Ministerios de Sanidad y Educación una reforma integral para el acceso al MIR, que incluye un adelanto del examen y una modificación de su contenido y de la estructura final de la nota. La Conferencia de Decanos ha aprobado por unanimidad el texto que recoge esta propuesta.

La Conferencia Nacional de Decanos de las Facultades de Medicina elevará en los próximos días una detallada propuesta para reformar el mecanismo de acceso a la formación especializada, que incluye una modificación de los contenidos, formato y fecha del examen MIR, y una reformulación del sistema actual de puntuación, de forma que el expediente de la carrera tenga más peso en la nota final.

La Asamblea General de decanos, reunida desde el pasado jueves hasta hoy en Ciudad Real, ha aprobado por unanimidad (han asistido 38 de las 40 facultades) el «Documento sobre el continuo formativo» que contenía los detalles de esa reforma, «con algunas puntualizaciones, más de forma que de fondo de varios decanos», ha matizado Ricardo Rigual, presidente de la Conferencia, y en los próximos días el texto se hará llegar formalmente a Sanidad y Educación «para empezar a trabajar en él sin prisa, pero sin pausa».

  • Rigual argumenta que es «una reforma lógica, que ya se apuntaba en la LOPS, y sobre la que hay que empezar a trabajar buscando el consenso»

Como adelantó DM, uno de los ejes de la propuesta docente se centra en adelantar la fecha de celebración del examen MIR (que actualmente se convoca en enero) de manera que no transcurran 11 meses entre el final del grado de Medicina y la incorporación de los nuevos residentes a su plaza. «Todos, y aquí sí que ha habido una postura claramente unánime, hemos coincidido en que ese intervalo de tiempo supone una disrupción formativa perjudicial tanto para el futuro residente como para el propio sistema, que ve como sus futuros especialistas pierden casi un año», afirma Rigual.

La misma unanimidad ha existido, según el presidente de los decanos, al valorar la necesidad de aumentar el peso de los 6 años de carrera en la estructura final de la nota, y elevarlo por encima del 10 por ciento actual (frente al 90 por ciento que supone la nota del examen). Aunque admite que se han barajo posibles porcentajes, Rigual asegura que el documento que presentarán a Sanidad y Educación no incluirá una cifra concreta, «porque tanto la fecha del examen como el peso que debería tener la carrera deben ser objeto de consenso, entre nosotros y con la propia Administración».

  • Los decanos también reclaman una carrera docente para los profesores asociados y vinculados y que se flexibilicen los criterios de acreditación

Contenido del examen
El tercer eje de esa reforma lo constituye el propio contenido del examen, «de forma que se valoren aspectos formativos clave que ahora están ausentes de la prueba y que desde la implantación de Bolonia se ven en todas las facultades, como las actitudes, valores y habilidades».

Los decanos coinciden también en la necesidad de que el examen no se ajuste a un temario determinado, ni a un programa específico, «de forma que sean susceptibles de valoración todos los temas que se han visto durante el grado, para que no se obvien, por ejemplo, los que antes mencionábamos, y para que la atención del examinando no se focalice en aspectos que pueden ser importantes, pero no los únicos».

Rigual es consciente de que la propuesta aprobada por los decanos «supone una pequeña revolución, pero creemos que es una reforma lógica y necesaria, que ya se apuntaba en la LOPS, y que no deberíamos demorar más. Nos consta que hay que ir paso a paso, que el contexto político actual es incierto y que hay que consensuar todos los aspectos clave, pero la Conferencia siempre se ha caracterizado por la prudencia, la mesura y la colaboración con la Administración».

El presidente de los decanos argumenta, además, que, «pese a las evidentes dificultades de la propuesta, el momento es idóneo porque estamos en pleno proceso de diseño de las competencias troncales MIR y deberíamos buscar una armonía entre lo que ya se enseña en el grado y la futura docencia de posgrado».

Carrera docente
La Conferencia también ha aprobado otro documento en el que los decanos piden que se refuercen las figuras de los profesores asociados y vinculados (los llamados profesores clínicos), que compaginan las labores docentes con las asistenciales, dependen conjuntamente de universidades y hospitales, y representan, según Rigual, «un elemento clave en la docencia de Medicina».

El documento constata las dificultades de los profesores clínicos para compatibilizar asistencia, docencia e investigación, pide criterios más flexibles para la acreditación docente de estos profesores y, sobre todo, el diseño de «una carrera docente«, de forma que haya varias etapas, bien definidas, entre las figuras de los asociados y vinculados y la de los profesores funcionarios (catedráticos y titulares de Universidad).

«Un paso intermedio -concluye Rigual- podría ser la figura del doctor, que existe, pero está muy poco potenciada, y podría ser un eslabón interesante entre ambas etapas y para reforzar la docencia en las facultades.

 

Categrías
MIR
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR