Numerosas solicitudes recibidas «No creo que las 60 plazas de grado en Baleares distorsionen el panorama»

Diario Médico, 13 de junio de 2016 Margarita Gili, decana de la nueva Facultad de Medicina, defiende que el grado de su universidad es de los que dará más...

Diario Médico, 13 de junio de 2016

Margarita Gili, decana de la nueva Facultad de Medicina, defiende que el grado de su universidad es de los que dará más peso a Familia, que tendrá 18 créditos ETCS entre asignatura y prácticas.

Margarita Gili

Margarita Gili, decana de la facultad de Medicina de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) (Pilar Laguna)

«Creo que incluso en la propia Universidad de Baleares (UIB) estamos sorprendidos por la demanda del grado de Medicina», señala Margarita Gili, decana de la 41° facultad de Medicina de España. La universidad ha recibido 461 peticiones de preinscripción, de las cuales 360 son de estudiantes de las islas. Gili señala que «hay muchos aspirantes de años anteriores, que estaban a la espera del grado. El otro día hablaba con un estudiante de 3° de Enfermería que me contaba que estaba pensando en dejar su carrera y empezar de nuevo, porque realmente lo que quería estudiar era Medicina».

El anuncio de que el Gobierno autonómico había autorizado la apertura de la facultad con el objetivo de que el grado estuviera listo el próximo curso alertó al Foro de la Profesión, que emitió un comunicado en el que rechazaba la medida. En su manifiesto, recordó que en España ya son cerca de 7.000 los estudiantes que empiezan cada año esta carrera y que el contexto actual -un 46,8 por ciento de los facultativos no tienen plaza fija, y de ellos, un 41,6 por ciento trabajan en precario, según la Organización Médica Colegial (OMC)-, aconseja disminuir incluso las plazas MIR, actualmente cerca de las 6.000 vacantes.

Frente a estos argumentos, Gili recuerda que Medicina «es de las carreras universitarias con mayor empleabilidad, aunque las condiciones laborales puedan ser más precarias que hace cinco años». Defiende que el número de plazas autorizadas por la Conferencia General de Política Universitaria en su facultad el pasado mes de mayo «no es muy elevado» y que «tampoco hubo oposición por parte de otras autonomías».

«No se ha rebasado el límite global de 7.000 plazas para el primer curso, y no creo que las 60 de Baleares vayan a distorsionar demasiado en el panorama nacional», apunta, sobre todo al compararlas con las 350 disponibles en la Universidad de Santiago de Compostela (Galicia) o las más de 800 plazas que ofertan sólo las facultades públicas de la Comunidad de Madrid.

Gili también recuerda la particularidad de Baleares: «Éramos junto a La Rioja la única comunidad sin facultad de Medicina, y La Rioja tiene varias a su alrededor. Nuestros estudiantes más brillantes en bachillerato estaban obligados a emigrar, y no todo el mundo puede asumirlo económicamente», y añade que algunos decanos le han dicho en privado que entendían la situación de las islas.

  • «Hemos recibido 461 solicitudes de preinscripción, de las que 360 vienen de las Islas Baleares. Hay muchos aspirantes de años anteriores, que esperaban el grado»

A pesar del elevado número de solicitudes recibidas (las matrículas se abrirán a mediados de julio), Gili se compromete a que no se admitirán más alumnos de los autorizados por la Administración, una práctica que sí se da en otras facultades de Medicina: «El grado está diseñado para ese número de estudiantes».

Docentes
La universidad está en estos momentos en plena organización del próximo curso. El primer año de Medicina constará de 12 asignaturas, para lo que necesitarán una veintena de profesores (un centenar para el grado al completo). «Como el primer y el segundo año están más centrados en asignaturas básicas como Bioquímica y Biología Celular, la primera opción será compartir docentes con otros grados de Ciencias de la Salud, pero actualmente estamos analizando la situación y probablemente convoquemos plazas el próximo julio para contratarles en septiembre, también para profesores vinculados con el Servicio de Salud de las Islas Baleares (Ib-Salut)».

Las clases se impartirán en las instalaciones preparadas en el Hospital de Son Espases, en Mallorca, que dispone de espacios para las aulas, sala de disección, laboratorios, etc.

En cuanto a las características de la carrera, Gili destaca que, «por su importancia, dado que atención primaria trata el 90 por ciento de las patologías de la población, Medicina de Familia estará más presente que en ningún otro grado»: la especialidad tendrá una asignatura propia, no compartida con otras disciplinas como ocurre en otras facultades, y obligatoria, que se impartirá en el quinto año y tendrá un peso de 6 ETCS. A ello hay que sumar 12 créditos más de las prácticas del último año.

 

 

Categrías
Nuevas facultades
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR