La validación profesional abre heridas entre Sanidad y Educación

Redacción Médica, 1 de julio de 2016 Europa asume una profesión médica cada vez más «paneuropea» y se enfrenta al reto de la formación de los facultativos Las III...

Redacción Médica, 1 de julio de 2016

Europa asume una profesión médica cada vez más «paneuropea» y se enfrenta al reto de la formación de los facultativos

Las III jornada europea organizada por la OMC ha tenido como segundo gran tema el desarrollo profesional continuo y la validación periódica de la colegiación. En este sentido, parece que los retos que se plantean son claros: la movilidad de profesionales, la seguridad del paciente, la seguridad del facultativo y, por supuesto, el movimiento de los pacientes por toda la Unión Europea. Si bien se ha abordado un tema polémico: el abandono de la universidad en la formación continuada. Lo que se ha definido como un “divorcio histórico entre el Ministerio de Sanidad y el de Educación”.

Arcadi Gual, director de Seaformec, ha señalado que lo importante de cara a establecer los procesos de desarrollo profesional continuo es acabar con la sensación que tienen los sectores de la profesión de desconfianza entre sí, procurando la necesidad de que colaboren entre todos. “Está en manos de las comunidades autónomas, el Estado, los Colegios y las Sociedades Científicas”, ha aseverado este especialista. Gual también ha señalado que es muy importante comunicar bien la necesidad de esta formación constante en un momento en el que los médicos pasan por momentos de estrecheces y quizá puedan recibir con menor entusiasmo las nuevas exigencias. Respecto al asunto de la universidad, ha criticado la ausencia de ésta en el mencionado campo: “No ha interesado y los médicos que tienen posición en ella forman en esto pero fuera de ella”. Además ha comentado qué profesional deberá realizar la validación “de salud” sobre otro: “Nos ha dado muchas complicaciones; se aconseja que el certificado médico lo haga una unidad de salud laboral, aunque lo puede hacer cualquier facultativo”.

Para Fernando Carballo, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (Facme), la necesidad de acabar con las mencionadas desconfianzas se hace esencial. En opinión de esta organización, su papel se centra en aportar “el conocimiento específico en el desarrollo profesional” y, a partir de ahí, ofrecer “el conocimiento correcto a la gente adecuada en el momento oportuno”. En este sentido, sí ha querido matizar la necesidad de ‘obligar’ al profesional “a saber lo que debe, no solo lo que quiere”.

El secretario general de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS), Vassilios Papalois, ha remarcado la evidencia del “nuevo mundo de movilidad laboral y la interoperabilidad de sistemas sanitarios europeos”. A su juicio, todo esto gira en torno “a los derechos del paciente”, por lo que ha señalado la importancia “de las consultas paneuropeas” para desarrollar requisitos de evaluación comunes. En esto, ha remarcado las bases: “La formación, la formación de los formadores y la acreditación de los centros de formación”. Papalois ha cerrado su intervención reflexionando sobre si es importante para el paciente “que el médico que le trata haya hecho un examen cada diez años”. Sobre lo que ha respondido: “No, porque estamos hablando de evaluaciones a lo largo de toda la carrera profesional”.

Carlos Moreno Sánchez, director general de Ordenación Profesional del MSSSI, ha querido incidir en la cuestión universitaria, reconociendo que si bien es importante esa “reconciliación” entre ministerios, la formación profesional “en España no pertenece a la universidad”. En otro orden de cosas, ha recordado su deseo de que el futuro Gobierno de España concluya el Real Decreto de desarrollo profesional: “Será cada seis años, cariñoso y voluntario”, ha aseverado sobre este. Asimismo, ha explicado el proyecto del Ministerio de configurar una normativa que permita inhabilitar a médicos extranjeros que ejerzan en España que, aun estando ya acreditados, se les detecte alguna sanción en otro país por mala praxis.

Tapani Piha, jefe de unidad de Asistencia Sanitaria Transfronteriza de la Comisión Europea, ha citado la directiva de derechos de pacientes, ha aclarado que es algo nuevo, que lleva esperando aprobarse desde 2013. En este sentido, ha señalado que la libertad de movimiento de pacientes tendrá sus limitaciones: “Hay intervenciones delicadas y hay que estudiarlo”.

Categrías
CGCOM
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR