Siete CCAA vetan el acceso a 60 plazas MIR en 2017

Redacción Médica, 19 de septiembre de 2016 Sólo 18 de las 44 especialidades sacan todos sus puestos docentes, mientras que se duplican los servicios que usan el cupo autonómico...

Redacción Médica, 19 de septiembre de 2016
Sólo 18 de las 44 especialidades sacan todos sus puestos docentes, mientras que se duplican los servicios que usan el cupo autonómico en un año.

Flecha Ver Siguiente

1 de 5:  1  2  3  4  5
Cupo de plazas en Baleares y Murcia

Autor: Ministerio de Sanidad

  • Cupo de plazas en Baleares y MurciaCupo de plazas en Galicia y Castilla y LeónCupo de plazas en Comunidad ValencianaCupo de plazas en MadridCupo de plazas en Cataluña

Mientras el Ministerio de Sanidad vende que la oferta de plazas médicas de formación especializada para la convocatoria 2016-2017 ha subido un 3,6 por ciento con respecto al año pasado (6.328 plazas frente a 6.098), la letra pequeña revela que ese aumento -que los colectivos de estudiantes y residentes ven «testimonial»- habría sido mayor si las autonomías hubiesen ofrecido todas las plazas que tienen acreditadas. Siete comunidades (Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Galicia, Castilla y León, Baleares y Murcia) han dejado un total de 60 plazas MIR en el dique seco: no les asignan presupuesto, no las incluyen en su oferta y, por tanto, los residentes que aprueben el examen MIR del próximo 28 de enero no pueden optar a ellas, pese a que son plazas acreditadas para impartir formación especializada.

De no haberse producido ese veto, el número total de plazas MIR para la próxima convocatoria sería de 6.388, prácticamente idéntica a la de 2012-2013 (6.389 plazas), el año en que empezó a reducirse paulatinamente la oferta de formación MIR.

Esta práctica se basa en un mecanismo corrector conocido como «cupo autonómico», que el Ministerio de Sanidad instauró en la convocatoria MIR 2004-2005 a petición de las propias autonomías, y que permite que los servicios de salud no saquen a concurso todas las plazas MIR que tienen acreditadas. Las comunidades justifican el uso del cupo por razones presupuestarias, pero también por necesidades asistenciales, mientras que estudiantes y MIR creen que sólo hay motivos de ahorro económico.

Las 60 plazas que la próxima convocatoria no podrán elegir los futuros residentes son dos menos que el año pasado, pero lo verdaderamente significativo es que las comunidades que han hecho uso de esta restricción son más del doble (7 frente a 3) que en la convocatoria 2015-2016, y muy cerca de las 9 que marcaron un récord en 2014-2015. Por número de plazas, el mayor recorte se produjo en la convocatoria 2012-2013, en pleno epicentro de la crisis económica, cuando 5 autonomías dejaron sin dotación un total de 201 plazas.

Cataluña y Madrid
Cataluña y Madrid, las comunidades tradicionalmente más atrayentes para hacer el MIR, son también las que lideran este año el listado de autonomías que recurren al mecanismo del veto.La primera, por número de plazas (22 en 8 especialidades), y la segunda, por la cantidad de especialidades afectadas (14). Tras ellas se sitúan la Comunidad Valenciana (10 puestos), Galicia (7), Castilla y León (3) y Murcia y Baleares, con 2 plazas sin presupuesto asignado cada una.

Por especialidades médicas, la limitación autonómica afecta a 26 de las 44 que se pueden cursar; es decir, que sólo en 18 de ellas están disponibles todas las plazas acreditadas en el SNS, incluidas, claro, aquéllas que son especialmente deficitarias, como Familia, Pediatría y Anestesiología, y que las autonomías necesitan ofertar en su integridad. Entre las especialidades afectadas, Cirugía Torácica se lleva la palma, con 7 plazas sin dotar, seguida de Medicina Preventiva y Microbiología y Parasitología (6 cada una) y Neurofisiología, con 5 vetos.

Un millón de ahorro en salarios

Aunque las autonomías afirman que el argumento económico no es el único para recurrir al cupo, lo cierto es que el ahorro de 60 plazas MIR menos es considerable. El sueldo de un R1 se compone, según el Estatuto MIR de 2006, de salario base (1.100 euros), dos pagas extra, plus de residencia y complemento de guardia, que varía en cada comunidad. Con esos conceptos, el último estudio retributivo de CESM fijaba la horquilla salarial del MIR entre 16.000 y 19.700 euros anuales, lo que supone una media de 17.850 euros. Multiplicados por 60 plazas, se traducen en un ahorro salarial de 1.071.000 euros para las comunidades en 2017.

«En Torácica, los propios servicios pedimos que no salgan todas las plazas»

Cirugía Torácica, la especialidad más afectada este año por el cupo autonómico (7 plazas sin presupuesto en 3 comunidades), abona la idea de que este mecanismo no es sólo una herramienta financiera, sino un factor corrector que se rige por criterios asistenciales y profesionales. Federico González Aragoneses, presidente de la comisión nacional, asegura que «al menos en Torácica, somos los propios servicios los que le pedimos al hospital que no saque todas las plazas acreditadas, de forma que en cada convocatoria se quedan varios puestos sin dotar.Obviamente, hay que hacerlo con el consentimiento de la comunidad, pero es evidente que muchos servicios no tenemos capacidad docente para formar un MIR por año, como tendríamos que hacer si se ofertasen todos los puestos». González Aragoneses añade que «llevamos varios años pidiendo en vano que se oferten entre 0 y 5 plazas MIR totales (este año han pasado de 14 a 19), porque es una especialidad con paro y, a este paso, seguiremos mandando a nuestros MIR al extranjero a buscar trabajo». Aun así, reconoce que esta restricción, «le viene bien a Torácica, por sus características propias, pero puede no ser tan buena para otras especialidades».

Categrías
MIR
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR