Para un aprendizaje integral-Primaria reinvindica su presencia en el MIR

Diario Médico, 17 de octubre de 2016 Familia defiende que residentes de otras áreas roten obligatoriamente por los centros de salud. Otras especialidades abogan por la flexibilidad y no...

Diario Médico, 17 de octubre de 2016

Familia defiende que residentes de otras áreas roten obligatoriamente por los centros de salud. Otras especialidades abogan por la flexibilidad y no ven claro qué puede aportar primaria.

El cambio del sistema MIR con la implantación de la troncalidad supone una oportunidad para replantear esquemas. Los representantes de atención primaria defienden que, para conseguir un aprendizaje integral, los residentes de especialidades típicamente hospitalarias tendrían que pasar un tiempo en el primer nivel. Una medida cuyos beneficios no ven tan claros el resto de especialidades, que abogan porque sean las unidades docentes las que decidan dónde deben rotar los MIR según los objetivos.

Ya en 2006, la Comisión de Recursos Humanos de Sanidad aprobó un documento en el que se instaba a 18 especialidades (como Cardiología, Cirugía General o Psiquiatría) a incorporar en sus programas dos meses de rotación por un centro de salud, con el fin de promover la interacción entre niveles y ampliar conocimientos en comunicación prevención, razonamiento en contexto de alta incertidumbre, etc.

Los programas de dichas especialidades sí aluden a esta resolución, pero la mayoría sin entrar en detalles. Según las especialidades consultadas, no está claro que se cumpla de forma generalizada, dependiendo de cada unidad docente.

La atención integral
Una impresión que comparten en la comisión nacional de Familia, reconoce su presidente, Domingo Orozco: «Un compañero de Andalucía comentó que los MIR de Traumatología pasaban un tiempo por su centro de salud; yo en el mío de Alicante no los he visto jamás».

  • La CN de Familia argumenta que primaria tiene una visión global del paciente; es posible hacer cirugía menor, y permite detectar los perfiles de riesgo.

Ahora que el sistema de formación va hacia un modelo troncal, Familia aboga por retomar el centro de salud como entorno formativo, particularmente para los residentes del tronco médico, el grupo al que pertenece esta especialidad. Sin embargo, el último borrador del programa común no detallaba nada al respecto.

Orozco niega que todas las competencias tengan que adquirirse exclusivamente en el primer nivel, pero dice que habría que tener en cuenta su «privilegiada» perspectiva global del paciente; que es desde donde se derivan y adonde luego vuelven los pacientes intervenidos en el hospital. En primaria es posible hacer cirugía menor y, además, «permite detectar y abordar los perfiles de riesgo».

Las sociedades de Familia apoyan esta reivindicación. Salvador Tranche, presidente Semfyc, cree que la rotación permitiría profundizar en el paciente multipatológico y crónico, y que se pueden adquirir competencias esenciales como «el uso eficiente de recursos, recomendaciones de no hacer o atención domiciliaria».

  • «¿Hasta qué punto hay una diferencia real entre adquirir ciertas competencias en un centro de salud o en Medicina Interna?», señala Javier Crespo, de Aparato Digestivo.

Antonio Fernández-Pro, presidente de SEMG, apunta que esta estancia «mejorará la integración de los dos niveles asistenciales», y argumenta que lo importante «no es cómo se adquiera la capacitación, sino que realmente se consiga».

El presidente de Semergen, José Luis Llisterri, teme que la inconcreción en el programa troncal y la falta de recursos en las autonomías provoque que en la práctica el enfoque sobre Familia «sea más parecido a Urgencias», y defiende que «los MIR del tronco médico tendrían que estar dos años mamando la primaria, si acaso con un tutor adjunto de Cardiología, por ejemplo».

Poco valor formativo
Al respecto, Pilar Garrido, presidenta del Consejo de Especialidades, indica que la Permanente «no ha hecho ninguna recomendación sobre el peso de cada especialidad», y que «cada tronco debe decidir las competencias y cómo evaluarlas».

Sobre Oncología Médica, dice que no identifica «competencias específicas que de forma exclusiva puedan aprenderse en primaria», y subraya que más bien sería necesario que los médicos de Familia roten por los servicios oncológicos.

En cuanto a Cardiología, Andrés Íñiguez, presidente la comisión, opina que más de dos meses por un centro de salud «sería poco enriquecedor para la especialidad», y que la preocupación principal sigue siendo «cuánto durará el periodo de formación específica».
«No le veo el beneficio, ya sea para un R1 ó un R5; al final se trata de una consulta general», afirma Javier Crespo, presidente de la comisión de Aparato Digestivo. «Somos una especialidad hospitalaria. ¿Hasta qué punto hay una diferencia real entre adquirir ciertas competencias en un centro de salud o en Medicina Interna?».

Pilar de Lucas, de la comisión de Neumología, dice que es partidaria de la formación integral, pero que tiene más sentido «a través de rotaciones por Interna o Cardiología y mediante las guardias de Urgencias».

Jerónimo Sancho, de Neurología, señala que, aunque no le ve demasiada utilidad a la estancia en un centro de salud, será cada unidad troncal «la que decida dónde se tienen que adquirir las competencias», autonomía por la que se inclina también De Lucas.

Fuera de la troncalidad, en el caso de Ginecología, el presidente de su comisión, Txantón Martínez Astorquiza, considera que la primaria está suficientemente integrada en su programa, dado que se incluyen varios meses de consulta en el ambulatorio, «donde se va a desarrollar la mayor parte de su labor».

Propuesta con sentido
Otras especialidades, más generalistas, sí le ven más sentido a esta reivindicación. Teniendo en cuenta el principio de visión integral del paciente, «es previsible que bastantes de las competencias del tronco médico podrían adquirirse tanto en primaria como en Interna», dice Miquel Aranda, presidente de la comisión de esta especialidad.

Alfonso Cruz Jenfont, presidente Geriatría -en la que se rota por centros de salud y dispositivos de atención domiciliaria-, opina que sería muy beneficioso para todas las especialidades, especialmente las del tronco médico y psiquiátrico, «ya que una de las principales disfunciones del sistema son las transiciones entre niveles, fundamentalmente porque los especialistas hospitalarios desconocen primaria».

Sin presencia explícita en los otros troncos

Fuera del tronco médico, donde está Medicina de Familia, tampoco se ha incluido una rotación específica en primaria; dependerá de las unidades docentes.

Celso Arango, presidente del tronco de Psiquiatría
La comisión no ha considerado oportuno «definir un recorrido formativo, sino sólo las competencias», señala Arango, que cree necesario ser flexible y que cada unidad docente se adapte según sus circunstancias. Lo normal sería que «la mayor parte se adquieran en los centros con unidades de salud mental, que es donde se interactúa principalmente con estos pacientes».

Francesca Pons, presidenta del tronco de Imagen Clínica
«En el programa troncal de Imagen Clínica se detallan las competencias y su evaluación, pero no hemos concretado dónde han de adquirirse», indica Pons, que añade que no habría problema si una unidad troncal propusiera una rotación por atención primaria, aunque cree que serían «casos limitados». Considera que sí podría ser positivo para algunas especialidades, formen parte o no de uno u otro tronco.

José María Jover, presidente del tronco quirúrgico
El presidente del tronco quirúrgico afirma que en el programa troncal no habrá rotaciones obligatorias por ningún servicio, sino que «cada hospital deberá decidir dónde se adquieren las competencias reflejadas en el programa». En su opinión, será «muy difícil que haya tiempo para pasar por atención primaria», al quedar reducidos los periodos de formación específica a dos o tres años.

María Pía Roiz,presidenta del tronco de Laboratorio
Tampoco en este tronco se contempla una rotación por atención primaria, señala Roiz. Piensa que «el conocimiento de la metodología de funcionamiento y tipo de patología que se ve fuera de los ámbitos propios de la especialidad es beneficioso para poder adoptar un criterio sobre qué tipo de pacientes deben ser atendidos en uno u otro contexto y realizar protocolos de colaboración interdisciplinar»

INFORMACIÓN RELACIONADA

Categrías
MIRTroncalidad
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR