Agencia Nacional de Evaluación y Calidad – Temor a un baremo docente no ajustado a la realidad del clínico

http://www.diariomedico.com/2016/12/12/area-profesional/profesion/temor-a-un-baremo-docente-no-ajustado-a-la-realidad-del-clinicoDiario Médico, 12 de diciembre de 2016 Los nuevos criterios para ser profesor universitario inquietan a los decanos de Medicina. Aunque son incompletos, son más exigentes en cuanto a...

http://www.diariomedico.com/2016/12/12/area-profesional/profesion/temor-a-un-baremo-docente-no-ajustado-a-la-realidad-del-clinicoDiario Médico, 12 de diciembre de 2016

Los nuevos criterios para ser profesor universitario inquietan a los decanos de Medicina. Aunque son incompletos, son más exigentes en cuanto a los requisitos en investigación.

Los decanos de Medicina esperaban como agua de mayo que la Agencia Nacional de Evaluación y Calidad (Aneca) aprobara los nuevos criterios del baremo para la acreditación de docentes universitarios. Pero la publicación parcial de dichos criterios les ha inquietado: los requisitos de investigación son más exigentes (ver tabla) y, además, “no están ajustados a la realidad actual”, describe Pablo Lara, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga, quien se encargó en la última Conferencia Nacional de Decanos de analizar las nuevas reglas.

En el sistema nuevo, los candidatos a profesores titulares pueden aportar méritos en cinco áreas: docencia, investigación, transferencia de conocimientos y actividad profesional, gestión y formación. Cada uno iría valorado con la nota A -la máxima-, B, C, D y E.

Con el nuevo sistema, aún primando la investigación y la docencia, si en uno de los dos se obtuviera el nivel C, se podría compensar con el resto de méritos. Así, los decanos de Medicina esperaban poder sumar a sus plantillas profesores con experiencia clínica, aunque no tuvieran tantos puntos en investigación.

Mayor exigencia
Lara recuerda que aún no se conocen los requisitos para sacar el nivel C en docencia e investigación ni los de las otras áreas a valorar, pero lo ya publicado, aunque no definitivo, “preocupa: el cumplimiento de los requisitos de investigación es muy difícil”.

Las exigencias sobre los artículos de investigación publicados han aumentado en cuanto a “los perfiles de las revistas y la autoría preferente. Además, se exige que parte de dichas publicaciones se vinculen a proyectos de investigación competitiva”. Estos factores “se tenían en cuenta en el anterior modelo, pero no se exigían sobre el papel”.

No es sólo cuestión de haber subido el listón, apunta Lara: “Acceder a un proyecto de investigación competitiva es muy difícil porque los recursos han disminuido. Hay grupos evaluados de forma favorable que luego no pueden obtener financiación porque no hay dinero”.

Además, “en Medicina, las investigaciones de calidad son multidisciplinares: lo normal es que intervengan varios grupos de investigación u hospitales, pero los artículos de más de 10 autores se considerarán con carácter no relevante, salvo que se demostrara alguna aportación excepcional”.

Pérdida de profesores
Los decanos han dirigido un escrito a la Aneca y al Ministerio de Educación pidiendo que los criterios pendientes de publicar sean más ajustados. “Necesitamos un panorama atractivo para que los compañeros opten por la carrera universitaria. En Medicina hemos perdido muchísimo profesorado y además el Plan de Bolonia exige mayor dedicación docente: evaluamos por competencias, horas presenciales y no presenciales, las pruebas ECOE…”, enumera el decano de la Universidad de Málaga.

Otros decanos se manifiestan en la misma línea. Juan Gestal, de la Universidad de Santiago de Compostela, lamenta que algunas plazas de materias como “Anatomía o Fisiología están cubriéndose cada vez más con profesionales no médicos, que no han recibido formación en sus carreras en esos temas”. Teme que el déficit de profesorado empeore: “Con el anterior modelo, Ciencias de la Salud tenía una de las tasas más bajas de informes favorables de acreditación, que no permitía la cobertura de las jubilaciones antes de que se limitara la reposición”.

Albert Balaguer, decano de la Universidad Internacional de Cataluña, opina que en las facultades “deben tener cabida no sólo los mejores investigadores, sino también los mejores clínicos, con una labor investigadora quizás más general o dispersa, pero de calidad sobresaliente. Necesitamos profesores muy activos en la asistencia y el trato con los pacientes, lo que implicará innovación y sensibilidad a sus necesidades. No se trata de rebajar las exigencias, sino ampliarlas a esos valores”.

El nuevo modelo pone el listón más alto en los méritos científicos

Esquema de los méritos solicitados en investigación y docencia para obtener la acreditación docente de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), según el antiguo modelo (donde sólo hay referencias a cómo obtener la puntuación máxima en ciertos apartados) y en el nuevo, donde se ponen unos mínimos para obtener la calificación A (la más alta) o B; la C, D y E están pendientes de publicación.

Categrías
Acceso cuerpo docenteCNDFME
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR