Entrevista a Dolors Montserrat “Es el momento de dar al profesional autoestima y promoción”

Diario Médico, 29 de mayo de 2017 La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, se muestra en una entrevista con DM partidaria de continuar con el modelo de troncalidad sin...

Diario Médico, 29 de mayo de 2017

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, se muestra en una entrevista con DM partidaria de continuar con el modelo de troncalidad sin apenas variarlo. Promete para esta legislatura el baremo de daños sanitarios y anuncia un Plan Renove de tecnología sanitaria

Dolors Montserrat quiere conocer en profundidad el sector y a sus protagonistas antes de mover ficha. Lleva más medio año como ministra de Sanidad y está acabando su ronda de contactos con todos los agentes, incluidos los consejeros autonómicos del ramo, como paso previo para convocar el Consejo Interterritorial y pasar a la acción que le pide la sanidad española. En una entrevista que iba a durar 20 minutos a base de preguntas muy generales, y que finalmente se alargó más de una hora con la ministra entrando al trapo sanitario, Montserrat habla por primera vez con un medio especializado con familiaridad y desenfado. Conjuga cierto mensaje clásico de partido con naturalidad y confianza, pese a ser nueva en sanidad.

PREGUNTA. Lleva seis meses en el cargo, conociendo el entorno. El sector pide decisiones. ¿Ha llegado el momento de actuar?

RESPUESTA. El año en funciones fue perjudicial para todo el mundo. Tratamos de ponernos en marcha: ya se ha celebrado el Territorial de Asuntos Sociales y Dependencia. En unas semanas se celebrará el Interterritorial de Sanidad. Ya se ha reunido el Foro de la Profesión Médica, y está a punto de hacerlo el Foro de las Profesiones. Estamos cogiendo velocidad de crucero y espero terminar este primer semestre de legislatura habiendo reunido a todos los agentes, para después avanzar.

P. Tras reunirse con casi todos los consejeros de Sanidad, ¿sabe ya qué se tratará en el próximo Consejo Interterritorial?

R. Esperamos celebrarlo en la primera quincena de junio. Hay varios temas que entrarán seguro en el orden del día: La OPE [casi 130.000 plazas sanitarias en los próximos 3 años], el Plan de Hepatitis C, la talidomida, planes nacionales para la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y las resistencias antibióticas, el registro de profesionales y la troncalidad. Queremos prorrogar hasta 2020 el Plan de Hepatitis, tras haber tratardo ya a 74.000 personas, para llegar a todos los pacientes. La talidomida es un tema pendiente y España está en deuda con los afectados. Queremos que desde 2017 cada autonomía decida cómo abordarlo según lo pactado en el Interterritorial, pero bajo la coordinación del Instituto de Salud Carlos III, que gestionará el registro.

P. ¿Prefiere respetar la idea de troncalidad que anuló el Tribunal Supremo, o aprovechar para ‘dar una vuelta’ al modelo?

R. España es líder en formación de profesionales. Hemos logrado un gran consenso. El Supremo critica la memoria económica, no habla en sí de la troncalidad. Hay que buscar una solución, pero creo que debemos seguir con el proyecto y así lo propondré en el Interterritorial. Se puede subsanar la memoria económica, y otra solución es dejarlo todo como estaba y tirar diez años de discusiones y esfuerzos. No defiendo esta idea, sí continuar con el modelo consensuado e intentar mejorarlo. Hay algunas especialidades quejosas, pero lo importante es el modelo general, que tiene consenso.

[Sobre el baremo de daños sanitarios] Habrá texto legal esta legislatura; para paciente y sanitario es una agonía no saber cuánto o cuándo se paga

P. ¿Y sobre los planes de esclerosis y resistencias antibióticas?

R. Hay unos 4.000 diagnósticos por año de ELA; no hay terapia y sí poca esperanza de vida. Queremos mejorar el diagnóstico precoz y abordar la parte sociosanitaria. Con las resistencias antimicrobianas debemos avanzar más en coordinación con las autonomías: hay que reducir el uso de antibióticos

P. ¿Ayudará el registro de profesionales a mejorar la gestión del SNS?

R. Es básico para saber las necesidades: dónde hay superávit, dónde carencias… Debemos diseñar un SNS a 10-15 años vista. Todo va a ser mucho más transparente.

P. Hay, al menos, tres asuntos de actualidad que podrían no tratarse en este Interterritorial: baremo de daños sanitarios, ‘prescripción’ enfermera y gestión clínica.

R. Con respecto al baremo de daños sanitarios, el Consejo Asesor del ministerio ya lo trabajó y en 2013 hizo un documento sobre el que queremos continuar trabajando para hacer una ley que no se base en el baremo de accidentes de tráfico. Así daremos más seguridad a pacientes, profesionales y gestores, cuantificando las indemnizaciones por cada uno de los errores y daños, dando más calidad al SNS. Hay juzgados que tardan cuatro meses para una sentencia, mientras que otros tardan cuatro años; unos hablan de un millón de euros y otros de 250.000 para el mismo daño. Es una agonía para el paciente y el profesional no saber cuánto o cuándo se va a pagar. No sabemos exactamente dónde estamos: no tiene nada que ver el SNS con los accidentes de tráfico. Quizá este año no haya un texto legal aprobado, pero sí será en esta legislatura. Debemos dar seguridad, homogeneidad y tranquilidad, y reducir demoras.

El Consejo Interterritorial tratará en junio la OPE, el Plan de Hepatitis C, la talidomida, un plan para ELA y otro para resistencias antibióticas, la troncalidad y el registro de profesionales

P. ¿Gestión clínica?

R. Tenemos un dictado del Consejo de Estado y debemos elevarlo a rango de ley. Ya se está trabajando. No hay conflicto: tendrá rango de ley.

P. Se critica falta de equidad y cohesión asistencial en el SNS. ¿Cómo mejorar?

R. Dentro del incremento presupuestario del 3,5 por ciento en Sanidad se vuelve a incluir una partida presupuestaria para el Fondo de Cohesión. Se destinará sobre todo a fármacos huérfanos y enfermedades raras. El Gobierno está trabajando especialmente en la financiación de la sanidad: el proyecto de Presupuestos Generales del Estado incluyen 5.300 millones para las autonomías. Gastarán los fondos en lo que consideren. Sin salud no somos nada… deberían ir a sanidad.

P. ¿Modificará finalmente los tramos del copago farmacéutico?

R. Será vital el diálogo con todos los agentes: autonomías, pacientes, grupos políticos, profesionales. Sin consultarles antes no se puede avanzar nada.

[Sobre los pagos de la industria al médico por formación] Que el médico esté tranquilo. Lo vital es la transparencia; no nos quedemos en lo fiscal

P. El modelo de universalidad está siendo foco de desencuentro político. ¿Valora alterar el RDL 16/2012?

R. Si buscamos un Pacto por la Sanidad, el pacto establecería cómo abordamos la universalidad. Una cosa es el derecho a la universalidad, que tienen los españoles y residentes legales, y otra el derecho a la asistencia sanitaria, que tienen todas las personas de este país. Europa nos transfiere cada año unos 800 millones por la atención a pacientes comunitarios. Si diéramos el derecho universal a todos tendríamos un problema grave y dejaríamos de recibir esa cantidad. No renunciaremos a esta división entre universalidad y derecho a la atención.

P. ¿Confía en sacar adelante el Pacto por la Sanidad?

R. Estamos intentándolo. En el Senado ha habido acuerdo salvo por parte de Podemos y ERC, lo cual lamento profundamente. Le agradezco al PSOE tender la mano: recojo el guante. Llevamos 40 años hablando del pacto y ésta es la legislatura para lograrlo.

habrá un Plan ‘Renove’ de tecnología sanitaria

la ministra Dolors Montserrat cree que el sistema sanitario sigue necesitando reformas. Tiene entre ceja y ceja el reto demográfico, con el abordaje de la cronicidad como gran protagonista, y un gran objetivo a corto plazo: que Barcelona consiga ser la sede elegida para acoger la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

PREGUNTA. Se firmó un acuerdo con la industria en pro de la sostenibilidad. ¿Se hará lo propio con otros agentes?

RESPUESTA. Queremos firmarlo también con las patronales de genéricos [Aeseg], biosimilares [Biosim] y tecnología sanitaria [Fenin]. En torno a éste último ámbito, ya estamos trabajando en un Plan Renove tecnológico.

P. ¿Con qué idea?

R. Lo haremos a imagen del Plan Renove de los coches. Lo estamos preparando ya con Hacienda y en menor medida con la industria, para modernizar el aparataje tecnológico obsoleto en el SNS. Es fundamental que se apruebe el presupuesto para sacar adelante este plan. Queremos que este Plan Renove esté en los presupuestos de 2018, que, si todo va como debe, deberían entrar en plazo ordinario entre septiembre y octubre.

Sobre los pagos de la industria al médico por formación] Que el médico esté tranquilo. Lo vital es la transparencia; no nos quedemos en lo fiscal

P. ¿Y el pacto con los pacientes?

R. Debe llegar en esta legislatura. En 2013 se hizo con médicos, farmacéuticos y enfermeros, y entre 2015 y 2016 con la industria. Es turno de los pacientes, que precisan un gran acuerdo marco. Me he reunido con las tres grandes plataformas que los agrupan [Foro Español, Plataforma de Organizaciones y Alianza General] porque merecen empoderamiento. Espero que se firme, antes que tarde, este mismo año. Lo ideal sería que todos los agentes se sintieran representados al firmarlo, pero ahí ya entra la legitimidad de cada una de las plataformas. Con quien firmemos, debe representar esta legitimidad. Hay un marco autonómico en el Consejo Interterritorial, uno profesional en el Foro de las Profesiones y el Foro de la Profesión Médica; hay que buscar un instrumento válido para los pacientes, donde estén cómodos. Quizá no deba ser el Interterritorial. La esencia no es tanto el instrumento como empoderarlos.

P. ¿Está zanjado el problema de la tributación por los pagos de la industria al médico para formación?

R. Sobre esto quiero dar un mensaje de tranquilidad a la profesión médica. Así lo hemos hecho en el Foro de la Profesión y en otras reuniones con los médicos y con la industria. El marco europeo nos señala la línea de trabajo, y lo más importante es la transparencia. No nos quedemos en el tema fiscal. Europa marca perfectamente cómo debe gestionarse la formación de los médicos con la industria.

P. El Gobierno se siente especialmente orgulloso de la OPE, que incluirá casi 130.000 plazas en los próximos tres años.

Su gran reto a corto plazo es lograr que Barcelona acoja la sede de la EMA y promete, quizá este año, concretar un pacto con los pacientes.

R. Hay que decir una cosa clara. Decir no al presupuesto de este año es decir no a la OPE más grande la historia de la democracia. En tres años bajaremos la temporalidad del 30-32 por ciento al 8 por ciento, y gracias a las 129.700 plazas la tasa de reposición podría ser incluso del 120-130 por ciento cuando termine la OPE. Creemos en los profesionales y sabemos que han pasado épocas muy duras: es el momento de dar autoestima y promoción profesional a todos los profesionales sanitarios.

P. Otro gran reto: la cronicidad [reto demográfico es el concepto más repetido por la ministra en la entrevista]

R. Venimos de los agudas y hemos llegado a los crónicos: ha sido una revolución en positivo que agradecemos mucho. Pero el reto es impresionante para llegar a una sanidad más integral, individualizada y sociosanitaria. Fragilidad, envejecimiento, polimedicación, cronicidad, dependencia…prevención de la enfermedad y promoción de la salud son claves. Estoy contenta de ser ministra de Sanidad y Servicios Sociales, dos ámbitos que deben mirarse de cara, que no pueden estar de espaldas. Hay consejeros que me reconocen que ojalá estuvieran juntos en una sola cartera. Va a ser la primera vez que España tenga una Estrategia Nacional de Retos Demográficos: ya la estamos preparando con expertos.

P. Por último, el gran reto para este año: que Barcelona pueda acoger la sede de la Agencia Europea del Medicamento.

R. España está preparada. Ya somos el polo innovador en farmacia del sur de Europa; si la EMA recala en Barcelona, seríamos el país referencia de Europa en I+D farmacéutica, ensayos clínicos, sanidad hospitalaria… Cumplimos los criterios objetivos, que aún se están definiendo: conectividad, capacidad de acoger trabajadores, familias, empresas y expertos, coordinación entre agentes, garantizar la continuidad de trabajo y talento… Sería brutal el beneficio. Hay grandes competidores y no será una candidatura fácil, pero nos avalan nuestro SNS y sus profesionales.

Categrías
Últimas Noticias
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR