«Las competencias MIR transversales pueden ser redundantes respecto al grado, pero hay que reforzarlas y evaluarlas»

Diario Médico, 4 de julio de 2016 Pilar Garrido, presidenta del Consejo Nacional de Especialidades, ha recalcado que al MIR del modelo troncal se le evaluarán una serie de...

Diario Médico, 4 de julio de 2016

Pilar Garrido, presidenta del Consejo Nacional de Especialidades, ha recalcado que al MIR del modelo troncal se le evaluarán una serie de competencias transversales, aunque éstas se supongan ya adquiridas durante la carrera universitaria.

Una de las preocupaciones de los expertos en la educación médica es la de mejorar el continuo formativo entre el grado y el posgrado, y, en ese sentido, las competencias transversales que deben incluir los nuevos programas MIR con la implantación de la troncalidad pueden ser una de las claves.

Pilar Garrido, presidenta del Consejo Nacional de Especialidades (CNE), ha señalado en el 16º Encuentro de Educación Médica, celebrado hoy en El Escorial, que con el desarrollo del modelo troncal, «las competencias propias de los MIR serán primero las comunes de los troncos y luego las específicas». Pero, «no sirve de nada tener a un perfecto especialista que no tenga, por ejemplo, habilidades en comunicación».

De ahí que la Permanente del CNE haya definido una serie de competencias transversales a todas las especialidades (por ejemplo, sobre la promoción de la salud, el manejo de fármacos o la investigación), que, «aunque en algunos casos puedan parecer redundantes respecto al grado, creemos que son importantes y hay que reforzarlas«, de ahí que también sean objeto de evaluación.

Al respecto del continuo formativo, José Antonio Vargas, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, ha recalcado la importancia del rotatorio clínico del último año de la carrera univesitaria, periodo durante el cual «el alumno de Medicina debería estar completamente integrado en el hospital, teniendo asignados incluso a ciertos enfermos, todo bajo supervisión» y ha pedido la colaboración de los jefes de servicio para implantar una filosofía del residente 0.

También ha defendido que hay que promover que la mayor parte de la plantilla de los hospitales universitarios esté implicada en la docencia, promoviendo figuras como la del profesor asociado y colaborador docente, la realización de tesis doctorales y las intensificaciones o estancias en otros centros de carácter docente e investigador.

Respecto a la implicación global del hospital en la docencia, José Soto, director gerente del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid, ha explicado que en su centro el máximo responsable en docencia «coordina las actividades de grado, posgrado y formación continuada de todas las divisiones del hospital» y ha defendido que los objetivos docentes «estén incluidos en los contratos de gestión, para que se tengan en cuenta junto al resto y se destinen recursos a estas actividades».

Unidades docentes
Garrido ha explicado que, cuando termine la definición de los nuevos programas MIR para diciembre de este año o enero de 2017, el siguiente paso será la definición de los criterios de acreditación de las unidades docentes y su implantación. «Somos conscientes de que la acreditación de unidades es un proceso lento», ha apuntado, y ha añadido que el objetivo de las comisiones «es que las estructuras docentes no cambien en exceso» y que no haya grandes cambios en las rotaciones.

También ha hecho un llamamiento para que profesionales, Administración y gerentes colaboren en el proceso y en armonizar criterios en todo el SNS, incluidos la formación y el reconocimiento que debe tener un tutor MIR.

Categrías
MIRTroncalidad
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR