Los decanos reiteran su rechazo a la facultad de Baleares

Diario Médico, 7 de abril de 2016 Frente a la apertura de una facultad de Medicina en Baleares, Ricardo Rigual, presidente de la Conferencia de Decanos, pide que se...

Diario Médico, 7 de abril de 2016
Frente a la apertura de una facultad de Medicina en Baleares, Ricardo Rigual, presidente de la Conferencia de Decanos, pide que se abandone ese proyecto y que las facultades de Valencia y Cataluña realicen el rotatorio en el Hospital de Son Espases, de Palma de Mallorca, para aprovechar la inversión realizada en su unidad docente.

La Conferencia de Decanos de Medicina sigue firme en su rechazo a la apertura de nuevas facultades, frente a los planes de la Universidad de Baleares, que está pendiente de que la Aneca dé el visto bueno a su propuesta de plan de estudios. Así lo han manifestado durante la presentación a los medios de comunicación de los principales temas de su Asamblea General, entre ellos cómo garantizar el continuo formativo entre grado y posgrado, que tendrá lugar en Ciudad Real esta semana.

En declaraciones a DM, Ricardo Rigual, presidente de la Conferencia, pide que se abandone ese proyecto. En su lugar, sugiere que las facultades de Valencia y Cataluña podrían aprovechar el Hospital de Son Espases, de Palma de Mallorca, para realizar allí el rotatorio de fin de grado, pues ese centro ya tiene una unidad docente con instalaciones preparadas para recibir a los estudiantes de la futura facultad de Medicina de Baleares.

Este proyecto lleva años fraguándose. Baleares es, junto a La Rioja, la única comunidad que no tiene facultad de Medicina. El Parlamento balear instó en 2009 a la universidad a aprobar estos estudios de grado, al consideralos una necesidad social. La Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) revisó en 2011 los planes de estudios, pero la crisis económica impidió que el proyecto siguiera adelante.

Recientemente esta iniciativa ha recibido un nuevo impulso por parte del Ejecutivo autonómico, que aprobó la apertura de la nueva facultad el pasado febrero. La universidad está pendiente de que el plan de estudios vuelva a ser revisado por la Aneca, para retrasar la reacreditación obligatoria del grado.

Mantener la calidad
Rigual recuerda que el Foro de la Profesión instó a Baleares a abandonar «objetivos localistas» que puedan perjudicar al objetivo de mantener la calidad de la asistencia sanitaria. El presidente de los decanos recuerda que el rechazo a nuevas facultades de Medicina y al aumento de numerus clausus (cerca de las 7.000 plazas de nuevo ingreso) sobre todo se justifica por la tendencia a la baja de la oferta de plazas de formación MIR, alrededor de 6.000 vacantes.

Uno de los argumentos esgrimidos por la Universidad de Baleares es que ya se ha realizado una inversión económica para preparar la unidad docente del Hospital de Son Espases, en Palma de Mallorca. Frente a esto, Rigual sugiere que las facultades valencianas y catalanas utilicen esas instalaciones, dado que son las principales receptoras de estudiantes de Baleares: «Las universidades no limitan el acceso a los estudiantes que vienen de otras comunidades», recuerda, y añade que «tendría muy buena acogida que pudieran pasar su último año en esa comunidad. Además, para las facultades también será positivo disponer de más recursos para dar una formación de calidad».

En este encuentro, los decanos debatirán un documento con medidas para favorecer el continuo formativo entre el grado y el posgrado, como por ejemplo un adelanto del examen MIR, que se realiza 7 meses después de terminar la carrera.

Categrías
CNDFMENuevas facultades
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR