Conferencia de Decanos: 30 años de andadura y muchos retos por delante

logo-pie2

Diario Médico, 7 de octubre de 2018

En el 30º aniversario de su creación, la Conferencia de Decanos de Medicina insta a Sanidad y Ciencia a dar respuesta a sus muchas reivindicaciones, desde el excesivo número de facultades hasta el déficit de profesores.

Han transcurrido tres décadas desde la constitución de la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina, la primera asociación universitaria de decanos en nuestro país, y lo hemos celebrado en la Asamblea General de Málaga de este fin de semana. Han sido años de trabajo continuo basado en el respeto, el consenso y la autonomía. Las decanas y decanos representamos el trabajo del profesorado, estudiantes y personal que han formado y se han formado para cuidar la salud de nuestra sociedad.

Los estatutos de la Conferencia recogen sus funciones principales: análisis y reflexión crítica sobre principios, métodos y programas de Educación Médica en el grado, posgrado y formación continuada; participación nacional e internacional en aspectos como admisión, planes de estudio, relaciones con el sistema sanitario, intercambio o investigación biomédica y capacidad de formular propuestas y recomendaciones ante los organismos de la Administración.

La Conferencia agrupa las 42 facultades españolas; queremos enseñar una medicina “centrada en el paciente”, y para eso necesitamos facultades centradas en el estudiante. Hay 42.000 estudiantes de grado, 3.600 en máster oficiales y 11.200 en titulaciones propias. Se hacen casi 8.500 tesis doctorales, que investigan cómo mejorar nuestra calidad de vida. Con el grado formamos “buenos médicos”, y con el posgrado queremos que sean mejores. En total, 65.000 personas reciben formación.

¿Necesitamos 42.000 nuevos médicos en 6 años, y 84.000 en doce? Sumen los comunitarios y extracomunitarios

Tenemos unos 15.000 profesores, la gran mayoría médicos, y 2.000 personas que colaboran eficazmente con ellos. Esta tarea no sería realizable sin el apoyo de los centros sanitarios y sus responsables, entre ellos 26.000 tutores sin vinculación contractual con la universidada quienes debemos incentivar, fidelizar y reconocer. En total, unos 40.000 médicos formamos e investigamos desde las facultades con las instituciones sanitarias, es decir, uno de cada 6 colegas. Agradecemos a todos ellos su dedicación en un modelo colaborativo, fundamentado en la corresponsabilidad.

Dificultades e ilusión

Recibimos a estudiantes motivados que devolvemos a la sociedad como médicos bien formados y debemos ser más eficientes, pero ahora mismo no enseñamos como sabemos, sino como podemos: Nos preocupa el relevo generacional, necesitamos profesores, y es necesario abordar, mediante programas plurianuales, cómo paliar el déficit del profesorado, sobre todo el vinculado con los centros sanitarios.

La solución no es sencilla. Los nuevos criterios de acreditación para profesor titular y catedrático han de ser revisados; la tasa de informes favorables es aún más baja que la previa. Promocionamos figuras como la de profesor contratado doctor o profesor agregado vinculado, para que existan en toda España; es necesario hacer atractiva la carrera académica, especialmente a jóvenes profesionales que entiendan que la actividad docente e investigadora vale la pena. Ya hay algún primer paso en este sentido, como el programa María Castellanos Guerrero en Andalucía.

Recibimos a estudiantes motivados y debemos ser eficientes, pero ahora no enseñamos cómo sabemos, sino cómo podemos

Nos preocupa el aumento del número de facultades (de 28 a 42 en una década) y, en paralelo, el incremento de estudiantes. ¿Necesitamos 42.000 nuevos médicos en 6 años, y 84.000 en 12?. Sumen a ellos los comunitarios y extracomunitarios. Además, es preocupante el desequilibrio creciente entre las plazas MIR y el número de aspirantes.
Los responsables de los sistemas universitario y sanitario tenemos la obligación de encontrar soluciones trabajando conjuntamente. Con nuestros rectores, mantenemos una relación continua con las consejerías, que tienen transferidas la mayoría de competencias que afectan a la gestión de las facultades. Es esencial lograr el mayor desarrollo de los conciertos y convenios que planifican el uso de los recursos para la investigación y la docencia.

La imagen de la Asamblea ha sido la Farola de Málaga. Una farola sirve de referencia, de guía, se ve desde muy lejos… Mantenemos un compromiso por la igualdad en nuestros centros en una profesión médica en la que la mujer tiene cada vez más protagonismo. Esta Conferencia de Decanos quiere estar al servicio de los demás. Las facultades de Medicina somos importantes por lo que representamos y la huella que dejamos en quienes pasan por nuestros centros.

Afrontamos con dificultades ciertas, pero con ilusión mayor, el reto apasionante de formar a los médicos del futuro, innovando metodologías docentes, fomentando el autoaprendizaje y la investigación, enlazando las competencias de grado con la formación MIR en el continuum formativo, rescatando la dimensión humanista… Trabajamos de forma decidida, pero necesitamos apoyo, porque la sociedad que cuida sus facultades de Medicina se cuida a sí misma.

Categrías
AcreditaciónCNDFMEFacultades de MedicinaMIRTutor MIR
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR