«Cambiar la LOPS era clave para desarrollar bien la troncalidad»

Diario Médico, 30 de enero de 2017 Al PP «le faltó valentía para modificar la norma aprovechando la mayoría que tuvo en su día», José Mª Vergeles, consejero de...

Diario Médico, 30 de enero de 2017

Al PP «le faltó valentía para modificar la norma aprovechando la mayoría que tuvo en su día», José Mª Vergeles, consejero de Extremadura del PSOE, uno de los ‘padres’ del primer texto de troncalidad, cuestiona el decreto final y explica por qué, según él, ha sido anulado.

José María Vergeles, consejero de Sanidad de Extremadura, sintió muy de cerca el fallo del Tribunal Supremo que anuló el real decreto de troncalidad. Formó parte como técnico del grupo de trabajo que gestó el documento original en 2008 y que, según él, «tiene poco que ver con la norma final». Lamenta la sentencia como «una oportunidad perdida», pero cree que la esencia original del modelo troncal se podría recuperar con tres condiciones: modificar la LOPS, retomar el trabajo técnico previo a 2011 (cuando el PP asumió el Gobierno)e implicar al Consejo Nacional de Especialidades.

PREGUNTA. ¿Qué implicaciones tiene el fallo del Supremo para el modelo troncal?
RESPUESTA
. Hemos perdido una oportunidad de oro, y esa pérdida de oportunidad tiene padre y madre, que no son otros que el Gobierno del PP y la gestión que ha hecho del proyecto durante los últimos cinco años. El Gobierno ha modificado el modelo inicial que gestaron todas las autonomías y grupos de trabajo, de forma que la mayoría de las especialidades exigen al menos un año más de formación, y eso se traduce en un aumento de costes inaceptable.

P. Entonces, ¿el precio se ha disparado por esa petición general de incremento de años de formación?
R.
Sin duda. Si hacemos una estimación de lo que supondría aumentar los años de formación en la mayoría de las especialidades, poner en marcha la troncalidad sólo en Extremadura supondría un incremento de costes al año de 8,5 millones de euros. Y en esa estimación sólo hablamos de costes de personal;habría que añadir la puesta en marcha de las comisiones docentes troncales y toda la infraestructura necesaria. En este contexto, las autonomías no nos podemos permitir ese gasto.

  • «Poner en marcha la troncalidad en Extremadura supondría un aumento de costes de 8,5 millones al año, y eso sólo en personal. Las autonomías no nos lo podemos permitir”

P. ¿A qué achaca la exigencia de la mayoría de las especialidades de tener más años de formación?
R
. Básicamente a que el modelo aprobado no hace una valoración correcta de las competencias generales que deberían incluirse en cada tronco. Se podía haber diseñado un escenario presupuestario mucho más ajustado si el ministerio hubiese sabido explicar bien a las comisiones que no es necesario incrementar un año de formación específica, sino trabajar muy bien el diseño de las competencias genéricas de los troncos.

P. ¿El error de base está pues en el contenido docente de los troncos?
R.
El diseño de las competencias es clave, pero, además, hay otro punto importantísimo que habría hecho más soportable económicamente el proyecto, y me refiero a la modificación de la LOPS. Esta ley, siendo buena -porque lo es-, introduce varios condicionantes en el desarrollo de la troncalidad que la encarecen. En esencia, me refiero a la obligación de que los troncos duren dos años, cuando se podría haber sido mucho más flexible. En algunas especialidades, ese plazo tan rígido no cuadra bien, y de ahí que muchas hayan pedido el aumento de su periodo MIR. El ministerio debería haber aprovechado la mayoría parlamentaria que tuvo en su día para impulsar esa reforma de la LOPS, pero le ha faltado valentía.

P. ¿Bastaba entonces con reducir los años de duración del tronco?
R.
No sé si reducirlo, pero sí al menos revisarlo. Se podía haber buscado un equilibrio más racional entre las competencias genéricas y las más específicas. Probablemente, así hubiéramos conseguido que las especialidades no reclamaran más años de formación, con el consiguiente ahorro.

P. ¿Y no habría sido más lógico diseñar las competencias antes de aprobar el decreto? ¿No se han invertido los términos?
R.
Creo que el trabajo técnico que se hizo antes de 2011 fue muy adecuado y, al menos, se tenía que haber sometido a la consideración del Pleno del Consejo de Especialidades. Con esa consideración y unos requisitos básicos de funcionamiento, se podría haber publicado un decreto ajustado presupuestariamente y con unos costes asumibles y previsibles. Desconozco si se hicieron esas previsiones pero, si se hicieron, fue de forma fallida, porque muchas comisiones nacionales están intentando por todos los medios aumentar su periodo formativo para introducir competencias específicas, sin entender, probablemente, lo que son las genéricas.

P. El ministerio ya ha avanzado que la troncalidad será uno de los temas del próximo Interterritorial. Deduzco que la postura de Extremadura no será muy complaciente conSanidad.
R.
Más allá de eso, le diré que la troncalidad, de momento, no debería salir de la Comisión de Recursos Humanos. Es un tema prioritario, pero es muy prematuro llevarlo al Consejo Interterritorial, porque aún debe analizarlo, y mucho, Recursos Humanos. El próximo Consejo Interterritorial tiene que abordar temas clave y muy urgentes que no admiten demora. Me refiero a asuntos como la cohesión del SNS, que está claramente amenazada con la exclusión presupuestaria de los fondos de cohesión y las derivaciones entre comunidades autónomas, y al tema de la hepatitis C, que el Gobierno fue incapaz de resolver en la pasada legislatura y que ha obligado a las autonomías a asumir unos costes muy importantes.

Categrías
Troncalidad
Sin comentarios

Dejar una respuesta

*

*

RELACIONADOS POR